• by Marcelo Aguirre

Eneagrama: Un aliado para el autoconocimiento y crecimiento personal


¿Cuál es tu estilo dominante de personalidad?

Test de Eneagrama en la sección de tests.

¿Qué es el Eneagrama?

El Eneagrama es un amplio sistema que, integrando raíces filosóficas, psicológicas y axiológico-trascendentes (o espirituales), describe 9 tipos humanos o estilos de personalidad. Cada uno de ellos es comúnmente identificado con un número del 1 al 9, distribuidos equidistantemente sobre una circunferencia que encierra un eneágono o estrella de 9 aristas (de allí su nombre, Enea = nueve; Gramma = trazos).

¿Cuáles son sus orígenes?

El símbolo del Eneagrama es atribuido a la autoría del filósofo armenio George Ivanovich Gurdjieff (1866-1949); según el cual, cada una de las tres partes que lo constituyen –esto es, circunferencia, triángulo y héxada– posee un significado simbólico relacionado con los procesos dinámicos de la naturaleza (tema que no ahondaremos en este artículo, ya que nos centraremos en las descripciones de los 9 tipos humanos).

Al símbolo original, el pensador boliviano Oscar Ichazo (n. 1931) agregó los números y los dispuso alrededor de la circunferencia, sistematizó el primer cuerpo filosófico del Eneagrama, y lo enseñó por primera vez en los años 60s, en Arica, Chile. Uno de sus discípulos, el psiquiatra chileno Claudio Naranjo (n. 1932), realizó un importante aporte psicológico al sistema, desde la perspectiva de la Gestalt, y difundió el Eneagrama en los Estados Unidos en la década de los 70s, a partir de lo cual el Eneagrama comenzó a ser aplicado a diversos ámbitos, además del desarrollo personal, a la psicoterapia individual y grupal, al coaching de vida y empresarial, la consejería y la educación.

En 1994 se fundó la Asociación Internacional de Eneagrama (IEA), que nuclea a profesionales y entusiastas del Eneagrama de diversos países del mundo. En Argentina, en el año 2008 un grupo de entusiastas e investigadores dimos nacimiento a la Asociación Argentina de Eneagrama, filial de la IEA. Para más información, pueden visitar los sitios oficiales de ambas Asociaciones:

https://www.internationalenneagram.org

https://www.iea-argentina.com

¿Cómo clasifica el Eneagrama los Estilos de Personalidad?

El Eneagrama distingue 3 centros de inteligencia, ubicados en tres regiones corporales: la cabeza, centro del PENSAR; el corazón, centro del SENTIR (emociones); y las vísceras, centro instintivo-motriz o centro del HACER. El sistema agrupa los 9 estilos de personalidad, tres por cada centro, del siguiente modo:

Centro del Corazón / Sentir: Estilos 2, 3 y 4.

• Centro de la Cabeza / Pensar: Estilos 5, 6 y 7.

• Centro Visceral, Instintivo-Motriz / Hacer: Estilos 8, 9 y 1.

Aunque cada individuo posee sólo uno de los 9 estilos como principal o dominante, sin embargo, todos poseemos rasgos parciales, en diverso grado, de los demás estilos de personalidad. De modo que la personalidad de cada individuo constituye una combinación peculiar de rasgos, más o menos estables, adquiridos a lo largo del desarrollo vital. Tales rasgos surgen de diversos factores, tales como: herencia genética, experiencias significativas vividas en el entorno primario (familia); educación; pautas culturales y modelado ambiental (aquellas conductas que los individuos 'copian' e incorporan a partir de su interacción con el entorno).

A cada uno de estos tipos humanos se los suele identificar con ciertas etiquetas –variables– que señalan alguna característica distintiva de cada estilo de personalidad. Nosotros, con fines didácticos, adoptaremos las siguientes:

Estilo 1: Perfeccionista

• Estilo 2: Seductor

• Estilo 3: Logrador

• Estilo 4: Especial

• Estilo 5: Observador

• Estilo 6: Escéptico-Leal

• Estilo 7: Planificador

• Estilo 8: Jefe

• Estilo 9: Pacificador

Veamos descripciones sintéticas de los principales rasgos de cada uno de los estilos de personalidad:

Descripciones de los Estilos de Personalidad

Las siguientes descripciones pertenecen al TEPE ®,

mi Test de los Estilos de Personalidad del Eneagrama.

(Interesados en realizar el test on-line y recibir resultado en pdf vía email, pueden realizar el test en esta web, sección recursos).

UNO. Personas rectas y de principios; serios, críticos, responsables, metódicos y ordenados. Respetan a los demás y se hacen respetar. Proactivos, formales y exigentes. Adeptos a seguir los procedimientos correctos de cada cosa y exigen que los demás también lo hagan. Poseen gran facilidad para detectar errores o fallas, y consideran que es su deber corregirse y corregir a los demás. Tienden a ser objetivos y poseen un criterio firme al momento de tomar decisiones. Con frecuencia les es difícil aceptar un punto de vista diferente al propio. Tienen dificultades con el manejo del enojo y el resentimiento. Se indignan fácilmente por lo que consideran 'mediocridad'. Señalan los errores con claridad, y procuran mantener a raya la propia agresividad, aunque ésta se manifiesta indirectamente con tensión muscular y críticas hacia los demás.


• Pasión soterrada: Ira (enojo y tensión interna acompañada de hipercrítica).

• Virtud a potenciar: Serenidad (aceptación de la realidad y sus tiempos).

DOS. Para estas personas lo más importante es obtener el aprecio de los otros significativos, y están dispuestos a todo para conseguirlo. Sienten que tienen más amor para dar que la mayoría de la gente; son generosos, dispuestos a ayudar, a dar, y se sacrifican por los demás. Tienen dificultades para decir 'no' cuando alguien requiere su ayuda; dan incluso aunque no se lo pidan. Les agrada que los demás los necesiten. Frecuentemente suelen halagar a las personas y lo que hacen, como un modo de mostrarles aprecio. Sienten una fuerte necesidad interna de agradar y conectar. Tienen dificultades para expresar sus propias necesidades; y con frecuencia sacrifican su propio bienestar por complacer y/o ayudar a los demás.


• Pasión soterrada: Orgullo (no reconocer las propias necesidades).

• Virtud a potenciar: Humildad (ser capaz de pedir sinceramente lo que necesita).

TRES. Su lema de vida puede describirse como: "Debo brillar para sobrevivir; y el modo de hacerlo es alcanzar mis metas y mostrar mis logros". Consideran que el ocio no es para ellos; su meta es triunfar por medio de su trabajo y esfuerzo. Se valoran a sí mismos y les agrada hablar de sus talentos y mostrar sus logros y competencias en diversas áreas. Tienen dificultades para relajarse, siempre tienen prisa y priorizan sus metas y objetivos a todo lo demás. Son competitivos y pragmáticos: "Si no me eres útil, no te interpongas". Planean el modo de alcanzar sus objetivos y procuran que los sentimientos no se interpongan para lograrlos.


• Pasión soterrada: Vanidad (depositar la propia valía en sus logros o apariencia).

• Virtud a potenciar: Autenticidad (expresar lo que realmente siente y quiere).

CUATRO. Habitualmente sienten con dolor que muy pocos los comprenden; "soy alguien especial". Prefieren ser distintos y dejar en todo su huella personal a perderse entre la masa. Son originales, creativos, profundos, sensibles; y con frecuencia encuentran inspiración en la tristeza y el dolor. Cuando se sienten rechazados o poco valorados, se despierta en ellos mucho odio y rencor, explotan con rabia y/o dramatizan. Tienen dificultades para no caer presos de la melancolía, la tristeza y/o el dolor, emociones que en ocasiones se vuelven tan intensas que les impiden seguir focalizados en sus objetivos.


• Pasión soterrada: Envidia (melancolía y comparación negativa con los otros).

• Virtud a potenciar: Ecuanimidad (equilibrio emocional y gratitud).

CINCO. Consideran que su mente es lo más valioso que tienen; pero fuera de ella se sienten frágiles y pequeños, muchas veces inadecuados. Son reservados, respetuosos y tranquilos. Muy celosos de su privacidad, tiempo y espacio. Se sienten incómodos en situaciones muy emotivas o tensas, ante las cuales suelen adoptar una actitud de observación, con poca o ninguna participación, y seguidamente se alejan. Aunque pueden ser generosos, prefieren ahorrar tiempo, energía y dinero, y arreglárselas solos. Muy sensibles y perceptivos pero, en general, poco emotivos; tienen dificultades para expresar sentimientos; prefieren callar o bien hablar de lo que saben y piensan.


• Pasión soterrada: Tacañería (distanciamiento y desconexión).

• Virtud a potenciar: Generosidad (compartir y confiar en la retroalimentación).

SEIS. Personas siempre alertas; invierten gran parte de su tiempo y energía en detectar peligros y anticipar posibles problemas. Experimentan que en su interior hay un vigilador que no duerme. Son desconfiados y precavidos. Reconocen a la autoridad, la respetan y son leales, pero internamente desconfían de ella. Les asusta y a la vez les atrae asumir el liderazgo. Tienen dificultades para tomar decisiones importantes, y para decidirse entre la confianza y la desconfianza. Prefieren y fomentan el trabajo en equipo, en el que se sienten más a gusto que estando solos; pero a la vez desconfían de los individuos que integran el equipo. En su interior sospechan: "La gente tiene motivos ocultos".


• Pasión soterrada: Temor (huída o ataque; cobardía o temeridad).

• Virtud a potenciar: Fortaleza (conectar con la seguridad en su interior).

SIETE. Personas de intereses múltiples y variados. Prefieren siempre lo general a quedarse en los detalles. Les gusta rodearse de gente positiva y divertida; y se alejan pronto de los que están tristes o de mal humor. Aunque pueden comprometerse, prefieren la libertad y la independencia para disfrutar y probar cosas nuevas. Son muy imaginativos, inquietos y entusiastas; y si algo no funciona, pasan fácilmente al plan B. Tienen dificultades para soportar la rutina y no toleran que les impongan límites; prefieren hacer planes y 'picotear' distintas y variadas cosas.


• Pasión soterrada: Gula (de experiencias).

• Virtud a potenciar: Templanza (mesura, realismo, constancia y compromiso).

OCHO. Se consideran a sí mismos más fuertes y poderosos que la mayoría de los que los rodean, por lo que se sienten naturalmente capacitados para estar al mando. Usualmente van al choque cuando perciben alguna injusticia hacia ellos o hacia los suyos: "El que me las hace se las ve directamente conmigo; ojo por ojo, diente por diente". Desde niños aprendieron: "Debo intimidarlos primero o ellos lo harán conmigo; así no podrán dominarme ni manipularme". Tienen dificultades para medir su ímpetu. En ocasiones pueden ser toscos para expresarse. Pragmáticos, directos, van al grano, sin rodeos. Procuran no mostrar su lado vulnerable, pues su lema de vida es: "Vivimos en una selva, y sólo el fuerte sobrevive".


• Pasión soterrada: Lujuria (compulsión hacia los excesos).

• Virtud a potenciar: Compasión (conectar con el niño interior, lo tierno; perdonar).

NUEVE. Usualmente anteponen las preferencias de los otros a las suyas propias; son tranquilos y complacientes. Les resulta difícil decidir en cuestiones importantes que impliquen tomar partido; y en general, tienen dificultades para decir que no; pero una vez que lo hacen difícilmente vuelven atrás. Prefieren amoldarse y no generar ningún tipo de conflicto. Se consideran a sí mismos 'personas comunes', y creen que sus opiniones y preferencias no son mejores que las de los otros. Les gusta cooperar y no tienen problemas en ocupar el segundo lugar, con tal de mantener la paz y la armonía. Les agrada la rutina; y pierden frecuentemente la noción del tiempo cuando están haciendo algo y también cuando no hacen nada.


• Pasión soterrada: Pereza (olvido de sí mismo e inercia).

• Virtud a potenciar: Diligencia (acción consciente y cuidado de sí).

La clave está en la autoobservación

Identificar cuál es el propio Estilo de Personalidad dominante (no quita que, como dijimos, tengamos rasgos parciales de los restantes ocho estilos, en diverso grado) es sólo el primer paso en el camino de crecimiento personal que propone el Eneagrama.

El segundo paso será ejercitarnos en la autoobservación, esto es, dirigir la atención a aquellos aspectos de nuestra personalidad que funcionan como 'en piloto automático', identificar nuestros patrones rígidos o estereotipados de pensar, sentir y obrar, tal como se manifiestan espontáneamente en nuestro día a día. De ese modo, como parafraseando a Víctor Frankl, podremos devolvernos poco a poco desde el automatismo y la inercia a esa 'zona de libertad interior' que es la consciencia que se establece entre el estímulo y la respuesta.

Una herramienta para la compasión y para sanar nuestras relaciones

El tercer paso que nos propone el Eneagrama es aprovechar la valiosa información que nos ofrece acerca de los tipos humanos, los Estilos de Personalidad, para entender desde dónde actúan los otros, cómo piensan y sienten acorde sus propios patrones psicológicos, cómo esos patrones pueden activar los nuestros, y llevarnos a problemas recurrentes en las relaciones.

El Eneagrama nos permite entender cómo funciona nuestra personalidad y cómo funciona la de los otros significativos que nos rodean, con los que interactuamos día a día; y nos permite 'hacernos cargo' de la parte de responsabilidad que cada uno de nosotros tiene en la calidad y el devenir de nuestras relaciones en diversos ámbitos: familia, amigos, pareja, trabajo.

El Eneagrama, parafraseando a Richard Riso, lejos de encerrarnos en una caja (los nueve tipos humanos) nos muestra que, de hecho, por mucho tiempo hemos estado en la caja (reaccionando según nuestros propios patrones automáticos), a la vez que nos muestra la salida, que es el acrecentamiento de la libertad interior.

La práctica de la autoobservación, utilizando al Eneagrama como 'mapa' para explorar el territorio de nuestro modo particular de ser, nos ayuda a ser más autoconscientes, responsables de nuestra propia influencia sobre los otros y a la vez compasivos con ellos, dado que, de hecho, quienes no conocen aún sus propios automatismos obran menos por 'maldad' que por ignorancia. Este saber nos hace responsables y nos abre la posibilidad de convertirnos en agentes de cambio para construir un mundo mejor.

Hasta la próxima,

Marcelo Aguirre

#Personalidad #Eneagrama #Autoconocimiento #Testdeeneagrama #Pasiones

857 vistas
  • Facebook - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco

Suscribe!

© Copyright 2017-2020   |   MARCELO AGUIRRE   |    All Rights Reserved